Somos

Electrizate YA

¡Hola! Te escribe una chica apasionada por la tecnología y el medio ambiente, que confía en que la movilidad inteligente puede impactar favorablemente en nuestro ecosistema, por eso promuevo con pasión esta nueva iniciativa y apuesto por el nuevo mundo tecnológico del patinete eléctrico.

Quisiera que te quedaras conmigo, contarte mi historia y darte a conocer el porqué hoy estoy aquí, transmitiéndote estas palabras.

 

Soy enfermera, de gran vocación hacia mi trabajo, lo amo, pero seamos sinceros, el sueldo no es tan “bonito” como lo es mi profesión, ni tampoco te dan la oportunidad, de dedicarte plenamente a ello, pues te piden experiencia en la mayoría de los trabajos, pero si nadie te ofrece la oportunidad, nadie te concede el beneficio de la duda, ¿Cómo vas a adquirir esa dichosa experiencia tan solicitada? Pues bien, me veo en la necesidad de buscar un aliciente económico y lograr así un dinero extra que me permita vivir y no sobrevivir. Como muchos, he compaginado varios trabajos, hasta el punto de que no trabajaba para vivir, si no que vivía para trabajar. Sé que, como yo, muchos estáis en la misma situación y sabéis de lo que hablo.

 

Me considero una persona con mucha iniciativa y con muchos sueños por cumplir, entre ellos siempre he tenido la ilusión de tener mi propio negocio, aunque soy consciente de lo complicado que puede llegar a ser. Pero no desisto, ya que mi umbral de cabezonería me dispara a un nivel elevado de inconformismo.

 

Y fue un día, de una de esas temporadas malas que todos tenemos, que vi un anuncio por internet, y ponía, “¿Te gusta el mundo de los negocios? ¿Te gustaría tener tu propia empresa de forma virtual?, Únete como afiliado a grandes marcas…” Pues y por qué no, me dije. Total, que voy a perder… Pues me puse en contacto con la empresa anunciadora y bueno, tenía sentido lo que ofrecían, decidí apostar por un nuevo proyecto y muy ilusionada, he de decir. Consistía en crearme una página web para poder afiliarme a empresas y por cada producto de venta, me llevaría una comisión. Pagué bastante dinero, pues algo tenía ahorrado, pero en ese momento no me importaba, iba a tener un incentivo todos los meses y encima mi propio negocio, ¿Qué más podría pedir? Pero vaya… no todo es oro lo que reluce, todo mi gozo en un pozo… resultó que la página web nunca llegó a construirse, no sé si por mí, si por ellos…, la cosa que nunca tuve una página sólida y mis ahorros los perdí…

 

Pero no quería quedarme así, no quería quedarme con ese mal sabor de boca, quería seguir con esta idea, aunque fuese yo sola, costara lo que me costara. Un conocido me diseñó una página web, para mi gusto preciosa, pero algo faltó… pues no tuvo éxito, más dinero perdido… más desilusión, pero la esperanza no la perdí, no quería perderla.

 

Luego contacté con un profesional, y bueno…pues os diré que no fue lo esperado tampoco. Otra desilusión y por supuesto, más dinero... Pero, ¿Como voy a abandonar? Sí ya tengo mi idea planteada, si ya tengo mucho trabajo hecho, si ya tengo mucho dinero invertido, ¡si la ilusión me puede! Seguí buscando más ayuda, sí, lo sé, es de ¡locos!, pero algo tenía que hacer… Y aparecieron ellos, dos grandes profesionales que han hecho posible lo que hoy estáis viendo. Yo, siempre digo que los ángeles existen y aparecen en los caminos de las personas, pues creo que yo los he encontrado. Una parte de mí, me dice que esta vez es la definitiva…

 

Por lo que, si has llegado leyendo hasta aquí, te pido, que sigas navegando por mi blog y si te gusta lo que ves, que lo compartas, visites mi página de Facebook, Instagram o por qué no, si estás decidido a comprar un producto de este tipo, anímate y hazlo a través de mi página. Te estaré enormemente agradecida.

Espero no haberte aburrido ya que no es esa mi intención. Sólo quiero conseguir mi objetivo, pero desde mi máxima sinceridad, sin engaños. Muchas gracias 😊

#ElectrizateYA

  • Facebook
  • Instagram

Salamanca - España

© 2020 Powered by 

Digiemprendedores text.png